Mucho más que una guía de instrumemtos musicales.

Portada de la edición en español.

Portada de la edición en español.

Hace unos años necesitaba profundizar sobre un tema organológico, en concreto sobre los instrumentos de tecla, para ampliar un aspecto histórico-instrumental en un trabajo en Historia y Ciencias de la Música de la UR. Fue entonces cuando descubrí uno de los libros más interesantes sobre organología: Historia de los instrumentos musicales, escrito por Mary Remnant y publicado por Ediciones Robinbook, en su sello Ma Non Troppo en 2002, con una extensión de 265 páginas.

Su autora es Mary Remnant, quien ha compaginado su labor docente en el Royal College of Music de Londres con su carrera como intérprete de instrumentos antiguos. Ha publicado diversos artículos científicos y divulgativos sobre interpretación e instrumentos antiguos y medievales, obteniendo el premio Nicholas Besseraboff de la American Musical Instrument Society por su obra Musical instruments of the west.

Esta edición en español del original de 1990, Musical Instruments: An Illustrated History from Antiquity to the Present, ha sido traducida por José Maria Pinto y, a su vez, ampliada y adaptada lexicalmente por el musicólogo Ramón Andrés, autor del Diccionario de los instrumentos musicales (Bibliograf 1996 y Península 2009).

El libro trata sobre los instrumentos musicales de la cultura occidental hasta el siglo XX de manera completamente organizada: Los capítulos están distribuidos por familias, lo que facilita la lectura del texto como obra divulgativa, así como la consulta puntual de algunos aspectos de los instrumentos musicales.

Cumple así dos funciones importantes:

  1. Aporta información seria y contrastada, extraída de importantes fuentes musicales como puede ser el tratado Syntagma Musicum (1614-1620) de M. Praetorius (del que también hay alguna imagen de sus tablas de  instrumentos) o el Traité de l’Instrumentation (1944) de H. Berlioz.
  2. Complementa la función de un diccionario instrumental, puesto que no funciona por voces si no mediante un texto fluido que nos presenta los instrumentos musicales, explicándonos cuál es su origen, cómo eran, como se han ido modificando y cómo se relacionan con otros instrumentos, además de integrarlos en su contexto histórico.
M. Praetorius. Syntagma Musicum.

M. Praetorius. Syntagma musicum.

La autora aporta una amplia muestra iconográfica con 242 imágenes de diferentes pinturas, tratados, esculturas, fotografías y grabados tanto de instrumentos como de su práctica musical, convirtiéndose así en una obra que sigue la estela de uno de los libros de cabecera en lo que a iconografía musical se refiere: Musical Instruments and Their Symbolism in Western Art: Studies in Musical Iconology (1979) de E. Winternitz, En la obra de M. Remnant encontramos mucho más que iconografía musical. Encontramos el cómo y el porqué de cada instrumento, siendo las imágenes un complemento excepcional a un texto plenamente divulgativo y riguroso.

Las imágenes de este volumen, al igual que la obra de Winternitz, son en blanco y negro. Este hecho se ve solventado gracias a que se incluye un índice de las diferentes imágenes con los créditos de cada una, por si conviniera ampliar tanto sobre la misma imagen para estudiar algún aspecto concreto, como la información relativa a ésta.

Completa el libro la bibliografía que se presenta distribuida por capítulos, lo que facilita la tarea de búsqueda bibliográfica en caso de querer ampliar específicamente un tema concreto. Así mismo, cuenta con una bibliografía extra recomendada tanto en español como en catalán que complementan a la referencial de la obra. Cierra el libro un índice analítico que nos redirige al instrumento o autor deseado de una manera rápida y fácil.

Pese a tratarse de una obra escrita en 1990 (por lo que, evidentemente, no trata los instrumentos de nueva generación o digitales) sigue siendo plenamente actual en lo que se refiere a la contextualización histórica, a las diversas modificaciones y a la génesis de instrumentos y prototipos, algunos de los cuales no han continuado en el tiempo.

Musicólogos e intérpretes encontramos información plenamente rigurosa y útil tanto para el estudio y comprensión del funcionamiento organológico y de la práctica instrumental, como indicaciones  contextuales para poder interpretar correctamente con nuestro instrumento en caso de querer hacer conciertos de tipo historicista, por lo que no debería faltar un ejemplar en nuestra biblioteca.

Anuncios